Noticias interesantes

Un pez raya robótico impulsado por células de rata

Los hemos visto sirviendo un café, bailando o tocando el violín, pero ningún robot se había parecido tanto a un animal como el que han creado en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. Mide 16 milímetros de largo, sólo pesa 10 gramos y podría pasar por una raya en miniatura. Pero lo más sorprendente no es que su diseño se inspire en este pez cartilaginoso, sino que la energía que utiliza para moverse la generan unas células cardíacas de rata sensibles a la luz. La investigación se ha publicado en la prestigiosa revista Science.

Gracias a un cuerpo plano y unas largas aletas que se prolongan desde la cabeza efectuando elegantes movimientos ondulatorios, las rayas nadan con una gran agilidad y un reducido consumo de energía. Para imitar esta estrategia, el equipo de Sung-Jin Park, del Instituto Wyss de Ingeniería Inspirada en la Biología de Harvard, ha creado un diminuto esqueleto de oro que reproduce la silueta de las rayas y lo ha recubierto con una fina capa de un polímero elástico.

Los 200.000 cardiomiocitos de rata -células musculares del corazón- distribuidos por la zona superior completan la composición. Están modificados genéticamente para ser fotosensibles y son los responsables de generar el movimiento al contraerse y doblar hacia abajo las aletas cuando reciben impulsos de luz. Para completar una onda, las aletas también deberían desplazarse en sentido inverso y, para eso, sería necesaria una segunda capa de cardiomiocitos; sin embargo, los investigadores se han ahorrado este paso con un diseño del esqueleto que acumula parte de la energía procedente de la contracción de los cardiomiocitos y que se libera cuando éstos se relajan.

El manejo del robot es muy sencillo porque sólo hay que indicarle el camino con una fuente intensa de luz. Además, se ha observado que cuanto más rápido se suceden los pulsos, más contracciones se producen y más rápido se mueve, por lo que la velocidad es otro de los parámetros que se puede controlar con facilidad.

"La idea es tener una mejor visión del corazón humano y de las enfermedades cardíacas", cuenta a EL MUNDO Kevin Kit Parker, uno de los investigadores de Harvard que han participado en el proyecto. Un trabajo del que espera que se beneficie toda la comunidad científica. "El objetivo es que los fisiólogos cardíacos vean cómo la arquitectura muscular potencia el bombeo de sangre, que los ingenieros de robots sepan cómo usar células como material vivo en ingeniería o que los biólogos marinos entiendan por qué las rayas son como son", señala Parker.

De momento, reconoce, las aplicaciones prácticas de este biorobot son limitadas, pero este investigador aspira en el futuro a crear un corazón para niños enfermos y esto "es una especie de ejercicio de entrenamiento".

Fuente: Jueves 14 de Julio del 2016 - http://www.elmundo.es/

Conoce más sobre mi

conocemas

cuento

 

JUEGOS

Denuncias Públicas

denuncias

Consultor Internacional

consultor

Sociedad Colombiana de Topógrafos

sct

Ingeniería Mundial y Geomática

ingenieria

Cosas que no entiendo

cosas

Invitaciones

invitaciones

Mis Acciones en la SCI

SCI ACC

Recomendados del mes

recomendado