Metro

Lo que Bogotá debe saber sobre cinco metros elevados en el mundo

EL TIEMPO analizó con expertos la experiencia que deja este transporte en ciudades de Latinoamérica.

 Modelo de metro presentado por la administración de Enrique Peñalosa. Los primeros 15 kilómetros serán elevados.

Foto: Archivo / EL TIEMPO

Modelo de metro presentado por la administración de Enrique Peñalosa. Los primeros 15 kilómetros serán elevados.

Uno de los temores de quienes se oponen al metro elevado que se construirá en Bogotá es que sus alrededores y espacios vacíos debajo del trazado se conviertan en focos de inseguridad y suciedad, que se deteriore el paisaje urbano y que el comercio acabe afectado.

Algunos ejemplos de este tipo de metros que luego de varios años han ido recuperando estos lugares que dejó su construcción son Medellín, Santiago de Chile (Chile), Ciudad de México (México), Ciudad de Panamá (Panamá) y Lima (Perú) (ver recuadros).

 
 

Andrés Escobar, gerente del metro de Bogotá, asegura que el área de influencia de los metros es un corredor de 500 metros a lo largo de la línea. (Lea también: 'Bogotá debe combinar metro elevado con subterráneo')

 

“En el caso de Bogotá, las estaciones tendrán su modelo de gestión directa, para promover los edificios de usos mixtos. En el resto del área de influencia, tendrá una regulación urbanística que apunta a dinamizar procesos privados de englobe, construcción en altura y ensanche de los andenes a lo largo de la línea” agrega Escobar.

“En todo caso, no debe perderse de vista que los comercios de la zona sufren perjuicios durante las obras, pero, cuando se terminan, ellos son los grandes beneficiarios, por la mayor afluencia de público”, afirma el gerente.

Soraya Azan Otero, ejecutiva principal de la Dirección de Análisis y Programación Sectorial de CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), señaló que las principales razones por las que un gobierno decide hacer un metro elevado son por economía y rapidez de implementación. Un ejemplo es la segunda línea del metro de Ciudad de Panamá.

Medellín

Treinta y un kilómetros tiene el metro de Medellín. Es elevado, aunque cuenta con tramos a nivel. Uno de los problemas de invasión del espacio público bajo la estructura se ha registrado en el trayecto que pasa por el centro de la ciudad. “A esto se le ha dado un control por parte de la administración municipal, y se ha recuperado”, manifiesta Jorge Mario Tobón, gerente social y de servicio al cliente del Metro de Medellín.

“El manejo del entorno urbanístico de un metro, sea elevado o subterráneo, es difícil porque es una condición de ciudad”, agrega.

En cuanto a las intervenciones que se han realizado a los espacios aledaños a las estaciones, el gerente recalca que se han recuperado plazoletas, parques y canchas deportivas. “Esto jalona un cambio de ciudad. El Estado debe tener conciencia, al igual que la ciudadanía, de que el mantenimiento de estas zonas tiene un costo económico y de que su cuidado las convierte en espacios dignos para los usuarios y turistas” dice.

Para la recuperación de los pilotes de las estaciones Cisneros y San Antonio, el año pasado se pintaron galerías de arte urbano, que aún predominan.

Ciudad de Panamá

El manejo del entorno en algunas de las seis estaciones elevadas que tiene este metro, de 16 km, no ha sido integral.

En los barrios que históricamente han vivido problemas de inseguridad la situación no ha disminuido. Buses y parqueaderos aledaños se ven en los alrededores.

“Para el manejo de entorno de secciones elevadas, se ha trabajado en algunas intervenciones, pero falta un manejo que abarque todo. Esto, debido a la distribución de competencias entre distintas entidades del Gobierno Nacional y de los municipios de Panamá y San Miguelito. Un avance valioso es la construcción integrada de zonas pagas para integración con los buses del sistema Metrobús”, señala Harvey Scorcia, especialista en transporte urbano de la CAF Banco de Desarrollo de América Latina.

Una de las estaciones elevadas a las que aún les falta intervención es la 12 de Octubre. El espacio debajo de ella es oscuro, y se espera que con las bahías de buses que se construirán en el futuro esto se mitigue. Ya está en construcción la segunda línea, que tendrá 22 km y 16 estaciones. Toda será elevada.

Lima

Tras 10 años de parálisis en las obras, los limeños lograron tener 35 km de metro en su primera línea elevada. Se inauguró en el 2011.

Lino de la Barrera, asesor de transporte y exfuncionario del Ministerio de Transporte y Comunicaciones del Perú, afirma que en las zonas deprimidas por donde pasa el metro, la parte baja ha servido de refugio de gente peligrosa.
“Se han cerrado varios puntos con muros para impedir que al lado de los pilotes que sostienen la estructura realicen fechorías”, agrega.

A esta situación, según el experto, se suma que no hubo una correcta articulación entre los actores que intervinieron en la construcción (Ministerio de Transporte, municipalidad de Lima y sector público). Sobre los espacios que quedan vacíos en la parte baja, dice que algunos tienen grafitis y, por coyuntura, propaganda electoral. “En otros sitios se denotan la limpieza y el buen uso que se ha dado a estos espacios. Se pintaron imágenes alusivas al deporte, la familia y los valores ciudadanos”, asegura.

Santiago de Chile

“El mantenimiento de estos espacios vacíos ubicados en los pasos elevados de este metro es responsabilidad del medio de transporte”, señala Juan Carlos Muñoz, director del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable de la U. Católica de Chile. “Allí hay jardines, estacionamientos vehiculares y ciclovías. Por ser lugares por donde no transita nadie, ya que quedan en medio de una gran avenida, son espacios recuperados”, asegura el docente. “El paso elevado limita la construcción de edificaciones altas, ya que el ruido sube a los apartamentos” afirma.

En cuanto a las ventas ambulantes, Muñoz dijo que las hay, y no solo en los puntos elevados, sino en casi todo el trayecto. “En las columnas  que sostienen la infraestructura de la línea 4, se instalaron mosaicos para evitar el grafiteo”, manifestó.

Fuente:

JOHN CERÓN
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter @CeronBastidas
Escribanos a johcer@eltiempo.com

Conoce más sobre mi

conocemas

cuento

 

JUEGOS

Denuncias Públicas

denuncias

Consultor Internacional

consultor

Sociedad Colombiana de Topógrafos

sct

Ingeniería Mundial y Geomática

ingenieria

Cosas que no entiendo

cosas

Invitaciones

invitaciones

Mis Acciones en la SCI

SCI ACC

Recomendados del mes

recomendado